Volkswagen y su llamada a revisión

Volkswagen está empezando a contactar con los propietarios de vehículos afectados en España, para   invitarles a acudir a los servicios de las casas que son propiedad del grupo alemán (Seat, Volkswagen, Skoda y Audi) para someterlos a una mejora del software.

El problema, es que la empresa sigue sin especificar si los cambios que pretende realizar en los motores afectados, también pueden perjudicar a algunas prestaciones de los vehículos.

Volkswagen sigue sin aclarar como es el proceso para el control de la emisión de gases que quiere llevar a cabo, no se encuentra determinado aún, por lo que mientras la empresa no confirme el proceso técnico específico, es muy difícil conocer si la llamada a revisión que la empresa haga supondrá la modificación de otras prestaciones que tiene el vehículo o que pueda suponer un deterioro de otros elementos añadidos del vehículo.

Se recomienda por tanto ante el estado de incertidumbre no acudir a ningún profesional para que se solucione el problema, son más de 700.000 vehículos los que se encuentran afectados y de los cuales se desconoce cuál es el origen que causa el problema de las emisiones de gases, por lo que es más prudente esperar a conocer la causa para solventar el problema definitivamente.

La compañía alemana está realizando esta llamadas a revisión, sin el conocimiento y autorización de las autoridades españolas y alemana, como consecuencia no existe una autorización por parte de los gobiernos de ambos países para confirmar que las revisiones en cuestión pueden llevarse a cabo.accidentes de circulación

La lista de afectados y propietarios de automóviles Volkswagen, Audi, Skoda y Seat, sigue aumentando, pese a que las ventas de estos vehículos han caído, siguen saliendo a la luz nuevos consumidores que se ven afectados por el problema de las emisiones de gases. La empresa alemana cifró en cerca de once millones los vehículos afectados en todo el mundo por el escándalo producido por las emisiones de gases. Es reseñable que las peores consecuencias del escándalo los está sufriendo Volkswagen en Estados Unidos, donde sus autoridades descubrieron las irregularidades en las emisiones de gases. Produciendo un descenso en las ventas de la compañía en Estados Unidos que alcanza el 25%.

Se siguen presentando denuncias contra las filiales en España del Grupo Volkswagen (Seat, Skoda y Audi) ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y las diecisiete agencias, institutos y direcciones generales con competencias en la protección de los consumidores de los gobiernos autonómicos.De momento, ninguno de los consejeros autonómicos competentes en materia de Consumo ha anunciado públicamente el inicio de actuaciones sancionadoras contra el Grupo Volkswagen.

Solo queda resaltar que, desde Prevención Legal recomendamos a los consumidores no acudir a la llamada a revisión, ni llevar el vehículo afectado a un taller particular hasta que este problema encuentre la solución definitiva y que Volkswagen y las Autoridades de los países afectados se pongan de acuerdo para solucionarlo.