Volkswagen: Posibles consecuencias fiscales

La empresa alemana Volkswagen, ha solicitado una extensión en una carta remitida al comisario de Energía y Acción Climática, lo cual ha supuesto que la Comisión Europea haya ampliado hasta finales de diciembre el plazo para determinar que vehículos y que motores se encuentra afectador por las irregularidades en las emisiones de CO2 y el fraude cometido por Volkswagen. De este modo se amplía el plazo para solucionar el problema por el que se anunció que podrían estar afectados más de 800.000 usuarios de los vehículos Volkswagen.

Además la empresa alemana aún se enfrenta al fraude que afecta a 11 millones de vehículos con motores diésel en los que se instaló el software para para controlar el riesgo de las emisiones irregulares de CO2 para que sean totalmente legales.A todo esto hay que sumar que la Fiscalía Alemana investiga al grupo Volkswagen por un presunto delito fiscal, ya que las emisiones de gases suponen un criterio determinante a la hora de delimitar cual es el Impuesto de circulación.

accidentes de circulación

En territorio español, los vehículos de nueva matriculación que emitan menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro están exentos de tener que pagar el Impuesto de Matriculación. Esto supondría un problema en el caso de que se certifican las irregularidades en el gran número de vehículos que la casa Volkswagen ha vendido en España de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda, en este caso la empresa alemana se vería en una posible situación de tener que verse obligada a reembolsar las cantidades reclamadas por el pago del Impuesto de Matriculación. Se trata de un impuesto que esta transferido a las Comunidades Autónomas pero cuya administración corresponde en la mayoría de los casos al Ministerio de Hacienda.

En el mercado español los umbrales en los que se pueden encontrar las emisiones de los vehículos son:

1.- Del 4,75% (de 121 gramos de CO2 a 160 gramos de CO2/km)

2.- Del 9,75% (de 161 gramos de CO2 a 200 gramos de CO2)

3.- Del 14,75% (de 200 gramos de CO2/km en adelante).

A modo de ejemplo podemos decir que un vehículo que no hubiera pagado el impuesto aún y se demostrase que emite 135 gramos de CO2/km, quedaría enmarcado en el umbral del 4,75%. Si el coche hubiera costado alrededor de 14.000-16.000 euros, le correspondería un pago de 712,5 euros (aprox.). En caso de que se certifiquen estas anomalías y que también afectaran al sistema fiscal y de impuesto como el de circulación o matriculación de los países donde hay vehículos afectados, el gigante automovilístico Volkswagen podría verse obligado a reembolsar una cantidad aun mayor de la que actualmente se estima.