Una estafa al seguro no es la solución.

La estafa al seguro por sustracciones o pérdida de teléfonos móviles y/o denuncias falsas de robo.

Teniendo en cuenta las dificultades económicas con las que tenemos que lidiar de manera continua, surge en la colectividad, ahogada por los pagos mensuales, la idea de sacarle provecho a alguna de sus inversiones, entre las que podemos citar el seguro de hogar e intentar que nos paguen aquello que no debían pagar en condiciones normales.

Pues bien, siendo este un gasto más a afrontar por la mayoría de las familias, ¿quién no ha pensado en “sacarle algo al seguro”?

¿Quien no ha sufrido el hurto, o la pérdida de su teléfono móvil?

Cuando vemos que nos falta el teléfono porque nos lo han quitado o lo hemos perdido, situaciones desgraciadamente habituales, lo primero que se nos ocurre (y si no a nosotros a alguien de nuestro entorno) es ir a la comisaria, poner una denuncia por robo, y que así la compañía de seguros pague el valor del bien sustraído, pero… ALERTA!!!! Este tipo de actuaciones pueden generar RESPONSABILIDADES PENALES!!!

Os podemos asegurar que están siendo investigadas la inmensa mayoría de denuncias de este tipo, la Policía llama, pasados unos días, al denunciante para “aclarar” como ocurrió el robo y acaban descubriendo que realmente no fue un robo sino un hurto o una pérdida y eso no lo cubre ningún seguro.

En líneas generales, las denuncias que se formulan en este tipo de supuestos, bien sea por pérdida o bien se denuncie de manera falsa el robo, en ambos casos para obtener una compensación por parte de la compañía de seguros, pueden ser y están siendo, tal y como os hemos dicho,  el origen de una investigación policial que dilucidará si en realidad el robo denunciado es real o no, pero esto se complica aún más si se ha presentado una reclamación al Seguro para que nos pague lo “extraviado” y se complica aún mucho más si hemos llegado a cobrar de la compañía de Seguros y esto puede dar lugar a que el denunciante cometa los siguientes delitos:

            .- Presentar Denuncia de robo (siendo falso) = Delito de Simulación de delito

            .- Reclamar a la Cía. de seguros = Delito de intento de Estafa.

            .- Cobrar la indemnización del Seguro = Estafa.

No os vamos a explicar las consecuencias de la comisión de esos delitos, pero si os podemos asegurar que el móvil, o el bien perdido, saldrá mucho más caro que lo que habría supuesto comprar uno nuevo, además hay que tener en cuenta que hablamos de DELITOS, por lo tanto no hemos de olvidar los antecedentes penales….etc.

Teniendo en cuenta lo expuesto, habría que pensar muy bien las líneas de actuación si nos vemos en situaciones como las recreadas anteriormente, ya que aunque confiemos en la suerte, cada vez son más las condenas por este tipo de actuaciones. Desde aquí, desde Prevención Legal, os aconsejamos que BAJO NINGÚN concepto cometáis el error de denunciar unos hechos falsos, las consecuencias son muy, pero que muy importantes y negativas para el denunciante.

Para que tengáis claras las cosas lo perdido, perdido está, y en cuanto lo que nos quitan, la diferencia entre robo y el hurto es muy sencilla, se considera robo si para la sustracción se ha empleado fuerza en las cosas y/o violencia en las personas, en caso de no haber sido así estamos ante un hurto, sencillamente…un descuido; el robo lo cubren casi todas las Cías. de seguros, pero el hurto ninguna, de forma que si queremos denunciar un hurto “añadiéndole” cosas para que parezca un robo, acabaremos pagando cara la denuncia…. Y seguiremos sin móvil.

Si tienes alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Llama al 807464958. Ver condiciones