Pymes: nueva Ley para el fomento de la financiación

Hoy entra en vigor la Ley para el fomento de la financiación empresarial, con el objetivo de hacer más accesible el crédito a las pymes españolas.

Con nueva Ley se pretende que las pymes españolas tengan más disponibilidad a créditos para financiar inversiones y capital circulante. Haciendo la financiación bancaria más accesible y potenciando la recuperación del crédito bancario. Otra finalidad que persigue, es continuar con el desarrollo de los medios alternativos de financiación, estableciendo unas bases necesarias para fomentar las fuentes de financiación corporativa directa o no bancaria en España. Las empresas tendrán acceso a los fondos con condiciones preferentes en cuanto a intereses y vencimiento.

Como aspecto destacable, la norma establece unos derechos imprescindibles para las pymes en casos de reducción o cancelación de financiación por parte de las entidades. Las pymes tendrán derecho a un preaviso cuando la entidad pretenda no prorrogar, finalizar o disminuir más de un 35% la financiación. Esta deberá remitir un documento llamado “informe de Información financiera Pyme” en el que se informará se la situación financiera y la valoración del riesgo crediticio.financiación pymes

Se regula, también, las plataformas de financiación participativas o “crowdfunding” en su variedad como componente financiero y no como instrumento de compraventa, donación o préstamo sin interés. De manera que los proyectos objeto de esta financiación participativa, sólo podrán ser de tipo empresarial, formativo o de consumo. Con la necesidad de autorización previa y cumplir una serie de requisitos y normas de conducta. Se prohíbe el uso de estas actividades a las empresas destinadas a inversión o entidades de crédito.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha firmado un préstamo con la entidad Banco Sabadell por valor de 250 millones de euros que serán destinados a la financiación de las pymes. La entidad ha afirmado que hará una contribución adicional de otros 250 millones, lo que supone un total de 500 millones de euros destinados a la financiación de las pymes.

Esta financiación servirá para impulsar los proyectos de inversión de las pequeñas y medianas empresas españolas y cubrir la necesidad de capital circulante.