Protección para los avalistas en embargos

A partir de la decisión de un juzgado de primera instancia se abre la posibilidad de proteger a los avalistas o fiadores en la firma de una hipoteca, este juzgado ha considerado que ninguno de los bienes de los avalistas pueden ser embargados si el titular del préstamo no paga al banco las cuotas de su hipoteca o préstamo.

En el Auto, la jueza que ejerce sus funciones en el Juzgado de primera instancia número 2 de Écija, Sevilla, ha resuelto a favor del fiador o avalista, impidiendo así que se embarguen sus bienes y la entidad financiera ha sido condenada en costas.

Como ya sabemos la mayoría de los problemas de los contratos hipotecarios y préstamos en España es la existencia de una situación de desequilibrio entre entidad financiera y consumidor, el banco tiene una posición preferente en la que exige como garantía tanto el inmueble del prestatario como su garantía personal ilimitada. De este modo, en caso de llevarse a cabo una ejecución hipotecaria el fiador no sólo perdería la vivienda sino que también debería responder por el importe debido que no ha sido cubierto por la Entidad Financiera en la subasta.retroactividad cláusula suelo

Las cifras que se muestran en el tercer trimestre de 2015 registran alrededor de 11.500 ejecuciones hipotecarias instadas ante los tribunales, un 6,3% menos que en el segundo trimestre de 2014, según los datos que se recogen en el Instituto Nacional de Estadística. Existen ejecuciones contra distintos sujetos y entidades, hay ejecuciones contra empresas, donde los socios o administradores deben responder personalmente de la deuda contraída. La mayoría se produce sobre familiares directos del deudor hipotecario. A pesar de los avances que se están produciendo en la jurisdicción a favor del fiador, es un aspecto que todavía tiene mucho que aclarar para poder proteger al fiador o avalista totalmente frente a las ejecuciones hipotecarias, ya que en la mayoría de los casos se le equipara con la figura del deudor principal.

En octubre de 2014, el Juzgado de lo mercantil número 1 de San Sebastián dictó una sentencia con gran repercusión en España por la que se liberó a un matrimonio de las obligaciones de un préstamo hipotecario contraído por una descendiente, al estimar que el contrato imponía una renuncia de los derechos de exclusión, división, orden y extinción, inherentes al fiador solidario como recoge el Código Civil.

Estos beneficios que tratan de proteger a la figura del fiador y a sus bienes sólo podrán reclamarse tras agotarse todas las acciones posibles contra el deudor principal del préstamo o hipoteca. Cada vez son más los tribunales que se pronuncian a favor de los consumidores y que declaran la nulidad de la cláusula, en relación con lo que se dispone en la directiva europea de protección a los consumidores. En estos procedimientos el objetivo de la demanda es anular por abusiva la cláusula de renuncia a los derechos del fiador, que actualmente es impuesta por las entidades financieras en la gran mayoría de las constituciones de hipoteca o préstamos.