Nuevas sentencias sobre anulación de cláusula suelo

Seguimos conociendo numerosas sentencias sobre anulación de cláusula suelo favorables a los consumidores.

Vuelve a ser BBVA una de las entidades condenadas. Estos clientes formalizaron con la entidad un préstamo hipotecario con una cláusula suelo del 2,5% y un techo del 15%, al que en la sentencia se refiere como imposible de alcanzar “ya que el máximo histórico de los tipos de interés nunca superaron el 5,6%, por lo que el techo era engañoso, al ser inalcanzable”.

De manera que la juez del Juzgado de lo Mercantil número 1 de San Sebastián, considera estas cláusulas como “nulas y abusivas” ya que fueron impuestas a los clientes como “condiciones innegociables para seguir con el préstamo”. Y condena a la entidad, aparte de anular dichas cláusulas del préstamo, a devolver a los clientes los intereses cobrados de más desde la formalización del préstamo, considerando “que no existe ninguna prueba de riesgo económico por dicha devolución”.condena cláusula suelo

Otro resolución sobre este tema, la hemos conocido en Cádiz, donde los afectados eran una pareja que contrató su préstamo hipotecario para comprar su primera vivienda con la entidad Caja de Ahorros de la Inmaculada de Aragón (CAI) ,en el cual se incluía la ya conocida cláusula suelo, en este caso del 3.75%.

Así que fue necesaria la presentación de la correspondiente demanda solicitando la anulación de estas condiciones que habían sido impuestas por la entidad. Ya que ningún empleado de la misma informó a los clientes, es más, la información que recibieron, era que habían contratado un préstamo a interés variable y con él se beneficiarían de la bajada del Euribor.

Se condena a la entidad (CAI) a eliminar esta cláusula del préstamo hipotecario de los clientes y a devolverles el dinero que se le ha cobrado de más en su aplicación, esta vez, sólo desde la fecha de interposición de la demanda. Aunque esta sentencia, ha sido parcialmente favorable a los clientes, desde Prevención Legal esperamos que pronto todos los Tribunales apliquen el pleno efecto devolutivo a los consumidores.