Nuevas competencias de los notarios

Gracias a la Ley de Jurisdicción Voluntaria será posible resolver ciertos temas civiles, mercantiles o sucesorios a través de los notarios.

Esta nueva Ley atribuye a los notarios nuevas competencias en la jurisdicción voluntaria, relacionados con asuntos civiles, mercantiles, hipotecarios y de sucesiones. Los casi 3.000 notarios repartidos por el territorio nacional, permitirán resolver este tipo de asuntos, sin que se requiera la intervención de un juez y agilizando las tramitaciones. De manera que, la Ley da alternativas al ciudadano, en determinados casos, para acudir al secretario judicial, al notario o al registrador.

Una de las novedades es que a partir de junio de 2017 será posible casarse ante notario, además de las competencias actuales como su intervención en las capitulaciones matrimoniales, el reconocimiento de los hijos, la constitución de parejas de hecho, etc.

Además, será posible separarse o divorciarse, siempre y cuando no existan hijos menores a cargo, lo cual reducirá considerablemente el plazo de tramitación de estos procedimientos.nuevas competencias notarios

Se espera resolver también, reclamaciones de deudas dinerarias no contradichas, en las que no exista controversia entre las partes, resolviendo gran cantidad de procedimientos sin necesidad de llegar al órgano jurisdiccional. Se establece, que la subasta notarial será estrictamente electrónica, lo que supone también una mejora en los plazos y reducción de los costes.

Los notarios adquieren competencias también en el ámbito sucesorio, donde los herederos colaterales, por ejemplo, de personas fallecidas sin testamento podrán tramitar y recibir la herencia a través del notario. Desde hace varios años los notarios se encargan de tramitar los expedientes de herederos directos, opción que fue muy demandada en el año pasado con más de 66.000 sucesiones tramitadas.

Se regula también la tramitación de expedientes de conciliación, además de los de mediación que ya hace tres años que son gestionados por los notarios, ya que en su función se incluye el asesoramiento imparcial a las partes, en dirección a alcanzar acuerdos en situaciones complicadas y conformes a la legalidad.