Medidas incluidas en el Código de Buenas Prácticas

 

Analizamos las Medidas del Código de Buenas Prácticas para la reestructuración de las deudas con garantía hipotecaria sobre la vivienda habitual

Durante la crisis económica, nos encontramos con una dramática realidad en la que se están inmersas muchas familias que, debido a su situación de desempleo prolongada en el tiempo, no pueden atender sus obligaciones de pago derivadas de los préstamos hipotecarios concedidos para adquirir sus viviendas, enfrentándose así, a procesos de ejecución hipotecaria, y a la consiguiente pérdida de éstas.

Para intentar solventar esta situación, se aprobó el Real Decreto-ley 6/2012 de 9 de marzo de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, por el cual se implementan una serie de medidas, que no dejan de ser insuficientes, aplicables a aquellos que se encuentren en el conocido como “umbral de exclusión”. El modelo de protección gira en torno a la elaboración de un Código de Buenas Prácticas al que, voluntariamente podrán adherirse las entidades de crédito que realizan la actividad de concesión de préstamos o créditos hipotecarios

Un año después, mediante la  Ley 1/2013, de 14 de mayo, de medidas para reforzar la protección a los deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social, se aprueba una versión reformada del anterior Decreto-ley, al cual se adhieren la mayoría de las entidades bancarias.medidas buenas prácticas

Las Medidas contenidas en el Código de Buenas Prácticas (en su versión reformada) son las siguientes:

 

  1. Medidas previas a la ejecución hipotecaria: reestructuración de la deuda.

La entidad deberá ofrecer al deudor un plan de reestructuración, sin perjuicio de que sea este último el que pueda presentar, en todo momento, una propuesta de plan para que sea analizada por la entidad.

El Plan de reestructuración constará de:

-Carencia en la amortización de capital: 5 años

-Ampliación del plazo de amortización hasta un total de 40 años desde la concesión del préstamo.

-Reducción del tipo de interés: Euribor + 0,25% durante el plazo de carencia

Si este plan resulta inviable, es decir, que la cuota hipotecaria mensual supere el 50% de los ingresos percibidos por el conjunto de los miembros de la unidad familiar, pasamos a analizar las medidas complementarias.

Hay que tener en cuenta que estas medidas no serán aplicables si el deudor se encuentra en un procedimiento de ejecución y una vez que se haya anunciado la subasta.

  1. Medidas complementarias.

Estas medidas serán de aplicación para aquellos deudores que, pese a encontrarse en un procedimiento de ejecución hipotecaria, ya se haya producido el anuncio de la subasta.

Se trata de una quita en el capital pendiente de amortización, que la entidad podrá aceptar o rechazar en el plazo de un mes desde la acreditación de la inviabilidad del plan de reestructuración. Para determinar la quita se podrán emplear 3 diferentes métodos (para conocerlos consulta el Anexo, en su apartado 2, contenido en el artículo 8 de la Ley 1/3013).

  1. Medidas sustitutivas.

Aquellos deudores a los que resulte inviable las dos medidas anteriores, podrán solicitar la dación en pago de su vivienda habitual. La entidad estará obligada a aceptar la entrega del bien hipotecado por parte del deudor, a la propia entidad, o a un tercero designado por ésta, quedando cancelada definitivamente su deuda.

Asimismo, el deudor que así lo solicite en el momento de pedir la dación en pago, podrá permanecer durante el plazo de 2 años en la vivienda como arrendatario, satisfaciendo una renta anual del 3% del importe de la deuda en el momento de la dación.

Debemos tener en cuenta también, que esta medida, no será aplicable si nos encontramos en un procedimiento de ejecución hipotecaria, habiéndose ya anunciado la subasta, o si la vivienda está gravada con cargas posteriores.

 

Si quieres saber qué entidades se encuentran adheridas a cada una de las versiones  del “Código de Buenas Prácticas para la reestructuración viable de las deudas con garantía hipotecarias sobre la vivienda habitual” pincha aquí.

Mañana publicaremos en nuestro blog todo lo que necesitáis saber sobre los requisitos necesarios para situarse en el “umbral de exclusión” y poder así beneficiarse de estas medidas.