Los divorcios crecen en España.


Aumentan los divorcios un 11,3% en el primer trimestre de 2014.

 Un reciente estudio elaborado por el portal “Business Insider” muestra un mapa geográfico con las tasas de divorcio de los diferentes países, en el que nuestro país se sitúa en el quinto puesto como uno de los primeros de la lista con un 61% de divorcios.

      Pese a los datos de España, Bélgica, Portugal, Hungría y Republica Checa. Por lo que observamos un aumento de rupturas matrimoniales en Europa, aunque Estados Unidos y Rusia se acercan con un porcentaje superior al 50%.

      Según el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la cifra de divorcios ha crecido en España un 11,3% en el primer trimestre de este año, siendo los divorcios con acuerdo entre las partes los que más crecieron. En muchos casos no existe la posibilidad de alcanzar un acuerdo de manera que un Juez deberá determinar las condiciones de la disolución de matrimonio.

      Este procedimiento se inicia con la presentación de una demanda de divorcio de uno de los cónyuges, o bien por ambos cónyuges si hay un mutuo acuerdo en los términos del mismo. Evidentemente es menos costoso hacerlo de mutuo acuerdo y no solo nos referimos al coste económico sino, y mas importante, al coste personal, emocional de los dos, hacer el trámite de común acuerdo reduce notablemente la conflictividad futura y siempre hemos de tener en cuenta que el bien jurídico de máxima protección en este tipo de procedimientos es el interés y bienestar de los hijos, de ahí la intervención del Ministerio Fiscal, como máximo garante de los hijos. Además también es importante tener en cuenta que si se tramita de mutuo acuerdo también podemos hacer a la vez la liquidación de la sociedad de gananciales (reparto de las cosas en común), mientras que si el divorcio se tramita de forma contenciosa no puede hacerse a la vez la liquidación de los gananciales y en absoluto es aconsejable ya que lo que se consigue es alargar y complicar tremendamente el procedimiento.

      En un divorcio conflictivo se plantean varias cuestiones tales como la posesión de la vivienda familiar, custodia de los hijos, negociación de la pensión de alimentos y un largo etcétera en el que Prevención Legal te puede asesorar para negociar estas condiciones e intentar encontrar soluciones de manera rápida y eficaz.

     Es importante siempre que aparezca un problema legal en la vida acudir a un abogado, y mucho mejor acudir adelantándonos al problema, un divorcio no es diferente, así te podremos aconsejar y ayudar a pasar el trámite lo más rápido y tranquilo posible, de manera que usamos el Derecho también como medida preventiva lo que nos hará tener menos problemas en el futuro.