La controvertida sentencia del Tribunal Supremo sobre la devolución del dinero por aplicación de la clausula suelo

La primera sentencia del Tribunal Supremo que fija doctrina en cuanto a la devolución de lo pagado de más por aplicación de la cláusula suelo.

Tras varios meses de especulaciones, por fin conocemos la esclarecedora y reciente sentencia del Tribunal Supremo en cuanto a las cláusulas suelo y la devolución de cantidades pagadas de más debido a su aplicación.

Después de las diferentes declaraciones contradictorias vertidas por parte de los distintos medios de comunicación, hasta que no hemos estudiado con detenimiento esta sentencia, no hemos querido pronunciarnos sobre la misma, por lo que llega el esperado momento de conocer la posición del Tribunal al respecto.

Las entidades condenadas por la sentencia de 9 de mayo de 2.013, Cajasur y BBVA, interponen un recurso contra dos sentencias emitidas por dos Audiencias Provinciales, lo que obliga al Supremo a emitir dos pronunciamientos, uno en cuanto a la nulidad de la cláusula suelo (la cual ratifica) y otra en cuanto a la restitución del dinero cobrado de más por aplicación de la misma.sentencia Tribunal Supremo

En cuanto a este último pronunciamiento, se fija como doctrina (conjunto de opiniones que sirven de guía para ejercer el derecho) que, “cuando en aplicación de la doctrina fijada en la sentencia de Pleno de 9 de mayo de 2.013 (ratificada ahora en marzo)… se declare abusiva y, por ende, nula la denominada cláusula suelo inserta en un contrato de préstamo con tipo de interés variable, procederá la restitución al prestatario de los intereses que hubiese pagado en aplicación de dicha clausula a partir de la fecha de publicación de la sentencia de 9 de mayo de 2013.

Dicha decisión se fundamenta en que la buena fe de las partes, se pierde a partir del 9 de mayo, cuando las entidades continúan aplicando la cláusula suelo inserta en los préstamos hipotecarios a sabiendas de su carácter nulo, por cuanto que, en el momento de la firma, no se informó al consumidor de su existencia, incumpliendo así el doble control de transparencia que exigía el TS en su tan comentada sentencia.

Es a raíz de la publicación de dicha sentencia cuando los consumidores empiezan a abrir los ojos e informarse sobre el alcance que tienen estas cláusulas en su economía familiar, las cuales “carecen de transparencia, no por oscuridad interna, sino por insuficiencia de información a la parte contratante”.

Cabe destacar, que a pesar de esta decisión del Tribunal, dos de los magistrados realizan un voto particular a la misma, mostrando su disconformidad, ya que al tratarse de una acción individual (y no colectiva, como la que dio lugar a la sentencia de 9 de mayo), será necesario un estudio particular de cada caso para declarar, si procede, la nulidad de la cláusula y la devolución de las cantidades pagadas por su aplicación.

Asimismo, en el voto particular, los dos magistrados muestran su desacuerdo con respecto a la reintegración a partir de la publicación de la sentencia de mayo de 2013, declarándose a favor, al igual que lo hacemos en Prevención Legal, de que la devolución deberá operar desde el momento en el que se firmó el contrato de préstamo, declarando textualmente: “la consiguiente confirmación tanto de la declaración de abusividad por falta de transparencia real de las cláusulas objeto de examen, como el pleno efecto devolutivo de las cantidades pagadas desde la celebración del contrato”.

 

En definitiva, tenemos una sentencia parcialmente favorable a los consumidores, puesto que todo aquel préstamo hipotecario que contenga una clausula suelo que pueda ser declarada nula por abusiva, tendrá derecho a que se le devuelva el dinero pagado de más debido a su aplicación, pero sólo desde el día 9 de mayo del año 2013. Sin embargo, el voto particular de los dos magistrados, deja una puerta abierta, y desde Prevención Legal esperamos que en un futuro no muy lejano, el Supremo reconozca el pleno efecto devolutivo, de conformidad con el artículo 1303 del CC, desde el inicio del préstamo, para que los millones de consumidores afectados por una cláusula suelo abusiva, recuperen el dinero que han perdido durante todos estos años.

Por tanto, aconsejamos a todos los consumidores que revisen si en su préstamo hipotecario tienen cláusula suelo, y que, en caso de recibir una oferta por el banco, no la firme sin consultarlo antes con un especialista en derecho bancario, pues perderá todo derecho a emprender acciones legales para reclamar el dinero que ha pagado de más.