Alerta en los acuerdos banco-cliente para eliminar la cláusula suelo

En algunas ocasiones la entidad demandada propone al cliente un acuerdo para no llegar al final del proceso judicial.

Cada vez son más los afectados por cláusula suelo que se deciden a demandar a su entidad e intentar recuperar lo que han ido pagando de más en aplicación de esta cláusula. Se dan casos, en los que al inicio del proceso, cuando la entidad conoce que se ha interpuesto una demanda en su contra, ofrece al cliente la posibilidad de llegar a un acuerdo sin necesidad de continuar con el proceso.

Pero ojo, varios expertos advierten de este tipo de “acuerdos maravillosos” ofrecidos a los clientes, ya que la mayoría de ellos esconden peligrosas condiciones para el consumidor. El cliente es llamado a la entidad donde tiene formalizado el préstamo, y a la que ha demandado por la inclusión de la cláusula suelo, y el cliente, nuevamente confiando en la entidad, acude sin su abogado. Le ofrecen, lo que en apariencia es, un acuerdo amistoso para acabar con el proceso judicial.

acuerdo banco-cliente

Dicho acuerdo ofrece una “modificación” de las condiciones de la hipoteca, pero normalmente estos acuerdos benefician poco al cliente y eliminan TOTALMENTE la posibilidad de cualquier reclamación futura y la devolución de las cantidades pagadas de más, ya que en el documento propuesto al cliente, además de modificar algo las condiciones (contratar nuevos productos, seguros, tarjetas…) se firma una renuncia a emprender cualquier tipo de reclamación futura, perdiendo la posibilidad de recuperar el dinero pagado de más en aplicación de la cláusula suelo, que según la doctrina fijada por el Tribunal Supremo en su última sentencia, se hará desde mayo de 2013.

Alguna entidad, incluso, no ofrece estas condiciones por escrito hasta el día de la firma, sino que verbalmente informan al consumidor de que “le van a quitar el suelo” pero nada aluden sobre la devolución del dinero, con el objetivo de que el cliente no siga adelante con el procedimiento judicial y la entidad vaya reduciendo sus reclamaciones.

Desde Prevención Legal os recalcamos la necesidad de que, ante una proposición así, acudáis a un experto que os asesore en la materia, y ante cualquier duda, no firméis ninguna documentación sin antes consultarlo. En Prevención Legal ponemos a vuestra disposición un teléfono gratuito en el que atendemos vuestras consultas. No dudéis en llamarnos, estaremos encantados de ayudaros 900 834 429.